close
Consejos empresas

3 señales de que necesitas mejorar tu propuesta de valor al empleado

Employer branding es sinónimo de compromiso, atracción, retención de personas, y muchas cosas más. Como veíamos en artículos anteriores, para ser una empresa atractiva para los candidatos, debemos comenzar por ofrecer una potente propuesta de valor a nuestros trabajadores. De esta manera, conseguiremos que las personas que ya forman parte de nuestro equipo, compartan con sus contactos la experiencia positiva de formar parte de nuestra empresa.

Adiós trabajadores ¡Bienvenidos embajadores!

Es importante tomarnos nuestros tiempo a la hora de diseñar y evaluar nuestra propuesta de valor al empleado. Pero no podemos quedarnos solo ahí, sino que debemos hacerla crecer, desarrollarse y adecuarse a las demandas de los trabajadores. Pero, ¿cuándo sé que debo mejorar mi propuesta de valor al empleado? Tranquilo, no es ciencia ficción, ni necesitas tener un sexto sentido, tan sólo debes prestar atención a estas señales:

#1 Rechazo

¿Has perdido candidatos por otras oportunidades?

El primer indicador que debes tener en cuenta es cuando los candidatos rechazan la oportunidad de trabajar contigo, por las ofertas que les han hecho desde otras empresas. Si cuando los candidatos mencionan las razones salariales, es hora de ofrecer las ventajas y oportunidades que tu empresa les ofrece. No todo es dinero, el futuro es el salario emocional. Ofrece una propuesta de valor clara al empleado y cuéntaselo a través de tu página de empleo.

#2 Tus nuevos empleados permanecen en la empresa entre 1 y 2 años

¿Has notado que cuando tu candidato entra por la puerta, tus nuevos empleados? Si tras la entrevista escuchas “esto no es lo que me esperaba”, abre los ojos y revisa tu propuesta de valor, algo está fallando.

Una auténtica y bien integrada propuesta de valor debería reflejarse a lo largo de la vida de nuestros empleados, es decir, desde que le reclutamos, hasta que se jubilan.

Si nuestra propuesta de valor es robusta, potente, adecuada a las expectativas de nuestros trabajadores y además la comunicamos de forma correcta, lograremos que se queden entre nosotros. 

En definitiva, debemos llegar al corazón de nuestros trabajadores.

#3 Bajo compromiso

¿Has sentido que tus trabajadores no están conectados con tu empresa? ¿Es un sentimiento general? Si el compromiso que tus trabajadores tienen con la empresa es bajo, es hora de mejorar.

Una propuesta de valor al empleado consistente es una promesa con tus trabajadores. A mayor nivel de compromiso, mayor productividad y mayores beneficios. Como decíamos anteriormente, es necesario alinear la propuesta de valor con los objetivos de la empresa. De esta manera lograremos adecuar y fortalecer nuestra unión. Cuanto más felices sean nuestros trabajadores, mayor será nuestra productividad.

¡Es hora de atraer y retener el mejor talento!

En Wooorker queremos ayudarte a dar difusión a tu propuesta de valor al empleado. Por eso, te ofrecemos nuestro servicio de employer branding, en donde podrás publicar, compartir y atraer a tus candidatos, al mismo tiempo que compartes tu propuesta de valor. Regístrate en Wooorker y descubre nuestro servicio.

Patricia

El autor Patricia

Soy Patricia, experta en gamificación, employer branding y nuevas técnicas de reclutamiento. I have a dream: un día las empresas giraran alrededor de las personas y el éxito será de todos. ¡Disfruta tu visita a nuestro blog!

Déjanos una respuesta