close
Consejos empresas

¿Puedo perder talento por una mala relación con el jefe?

Sí. La relación de un trabajador con su jefe es absolutamente determinante para su desempeño y motivación.

A pesar de que aún muchos creen que el sueldo es lo más valorado por el empleado, no es así. Por supuesto, es necesario, pero no suficiente para fidelizar y mantener el talento. El ambiente laboral y la posibilidad de desarrollarse profesionalmente es mucho más decisivo.

Estar al frente de un equipo conlleva muchísima responsabilidad, si queremos conseguir un buen grupo de trabajo es posible que tengamos que reconsiderar algunas actitudes y comportamientos:

¿CÓMO PUEDO MEJORAR PARA QUE NO ABANDONEN MI EMPRESA?

EVITA MOSTRARTE COMO UN JEFE AUTORITARIO 

Explica a tus empleados cómo funciona la empresa, por qué sus funciones son tan importantes y justifica las tareas que le pides.

¡Valore su esfuerzo!

No debes asumir que tienen que hacer las cosas simplemente porque trabajan en tu empresa y se lo mandas. Eso ya no funciona, el mercado es muy competitivo. Si tus empleados están a disgusto, buscarán una empresa más amable en la que trabajar…

DALES RECONOCIMIENTO

Valora su trabajo y sus resultados, ¡halaga sus éxitos!

Fomenta pequeños logros y objetivos a corto plazo. ¡¡Se sentirán animados y apoyados!!

Utiliza el refuerzo positivo, los empleados se sentirán reconfortados, así sabrán que es consciente de su trabajo y de a dónde pueden llegar. Así, se sentirán seguros para asumir cada vez más retos, para que sumen objetivos, para que se impliquen más y para transformar todo eso en un gran engagement, convirtiéndose en una relación emocional empleado-empresa.

PREOCÚPATE POR TUS EMPLEADOS

Asumir que tus empleados no rinden por causas sin importancia es un error y lo es todavía más pretender castigarles y hacerles sentirse culpables por ello. Pon atención en tus empleados, manifiesta tu preocupación y pregúntales a ellos si pasa algo y si puedes hacer algo por mejorar la situación. Muchas veces, la solución está en la propia empresa.

DA FEEDBACK

Tanto si el trabajador lo está haciendo bien o mal, es muy importante que tengan un feedback. La comunicación en el entorno laboral es imprescindible: De nada sirve gritar a un empleado por un trabajo mal hecho si no le explicas en qué ha fallado y qué necesitas que cambie concretamente.

De la misma forma, si el resultado de su trabajo ha sido positivo y beneficioso para la empresa, reconocérselo y felicitarle, aumentará su motivación y satisfacción y generará una mayor productividad en el futuro.

SÉ FLEXIBLE

No todos tus empleados estarán en la misma situación. Unos tendrán hijos, otros serán más jóvenes, otros más mayores… No pretendemos que adaptes tu horario a cada uno de ellos, pero sí que contemples excepciones y des opciones para que estén a gusto en su puesto de trabajo. Se sentirán valorados, escuchados y eso les motivará mucho más. Para tener un buen equipo de trabajo es importante tratarles bien.

NO LIMITES A TUS EMPLEADOS ¡HAZLES CRECER!

Escucha sus ideas y valora cómo podrían encajar en tus proyectos. No hace falta que integres todas, pero deja que sigan sus pasiones y mejorará su productividad y tu relación con ellos. Ayúdalos a progresar y desarrollarse, eso fidelizará el talento y mejorará tu capacidad para atraer nuevos. Recuerda que los trabajadores satisfechos hablarán bien de tu empresa. ¿Quién no iba a querer trabajar en ella?

¡Ayuda a tus empleados a estar cómodos trabajando contigo, a desarrollarse profesionalmente y el talento será tu aliado!

Regístrate en Wooorker y súmate al reto de la retención del talento. Crea tu propio portal de employer branding y haz que el talento llegue a ti. No importa si no estás buscando candidatos en este momento, deja que ellos se acerquen a ti.

Wooorkie

El autor Wooorkie

Déjanos una respuesta