close
Consejos empresas

¿Qué aporta la inteligencia emocional al mundo empresarial?

¿Qué diferencia a una persona lista de aquella que es un verdadero líder? En muchos casos no es el nivel de conocimientos adquiridos a lo largo de años de estudios, sino la inteligencia emocional.

La inteligencia emocional es un concepto que popularizó el psicólogo Daniel Goleman a mediados de los años 90 y que revolucionó la visión tradicional de la inteligencia, ligada a los conocimientos y la memoria.

La inteligencia emocional se entiende como una serie de competencias emocionales referidas a la capacidad de motivarse, el autocontrol, la confianza, la empatía y las habilidades sociales. La persona con una alta inteligencia emocional es capaz de reconocer y controlar sus propias emociones, y además identifica las de los demás.

“Es muy importante entender que la inteligencia emocional no es lo opuesto a la inteligencia, no es el triunfo del corazón sobre la cabeza, es la intersección de ambas.” David Caruso.

¿Qué aporta la inteligencia emocional al mundo empresarial?

La inteligencia emocional y el rendimiento en el ámbito empresarial están muy relacionados. Tanto empleados como directivos pueden ver mejorado su desempeño profesional si desarrollan las habilidades ligadas a la inteligencia emocional.

Los beneficios en el mundo de la empresa son patentes en varios ámbitos:

  1. Capacidad de trabajo en equipo: las personas con una alta inteligencia emocional son más hábiles estableciendo relaciones y poniéndose en la situación de los demás.
  2. Automotivación y resistencia a la frustración: cuando una situación se pone difícil, una persona con una elevada inteligencia emocional se comporta mejor. Es capaz de motivarse a sí misma para alcanzar la meta que se ha propuesto y se sobrepone con mayor facilidad cuando no consigue lo que busca.
  3. Mejora de la comunicación interpersonal: la inteligencia emocional está ligada a la comunicación asertiva, en la que la persona expresa sus opiniones sin miedo, pero con una actitud de escucha hacia los demás.

Si bien algunas de estas habilidades se dan de forma innata, también es posible desarrollarlas con una adecuada formación en inteligencia emocional.

Patricia

El autor Patricia

Soy Patricia, experta en gamificación, employer branding y nuevas técnicas de reclutamiento. I have a dream: un día las empresas giraran alrededor de las personas y el éxito será de todos. ¡Disfruta tu visita a nuestro blog!

Déjanos una respuesta