close
Consejos candidatos

¿Sabes responder a 6 killer questions?

En cinco minutos tienes una entrevista ¡qué nervios! Estás cargado de ilusión, quizá hoy sí seas contratado. Entras en una sala en donde hay más personas esperando ser entrevistadas. Te sientas, empiezas a revisar tu CV y entonces escuchas tu nombre. ¡Es tu turno! Te abren la puerta a una sala en donde dos entrevistadores te esperando. En un primer momento te asustas (¡dos personas!), pero al instante te olvidas y comienzas a centrarte en la entrevista.

Los primeros minutos, sientes que todo está bajo control, pero de repente comienzan a preguntar. ¡Atención! ¡Llegan las killer question! Hay una cosa que jamás debes olvidar, respirar e inspirar. 

Aunque no sabes que te pueden preguntar, hemos recogido las 6 preguntas (y respuestas) más comunes en los procesos de selección. 

1. Defínete con tres adjetivos ¿Por qué los has elegido? Recurre a adjetivos positivos que muestren tus puntos fuertes, de cara al puesto de trabajo.

2. ¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿Y los débiles? Identificar tus fortalezas será lo más sencillo. En cuanto a las debilidades, no te agobies, si lo enfocas desde una perspectiva positiva, pueden ser puntos fuertes, también.

Por ejemplo, definirte como una persona excesivamente autoexigente, perfeccionista, demasiado planificadora u organizada, etc., puede interpretarde de forma positiva por parte del reclutador.

3. ¿Qué te hace mejor que al resto de candidatos? No seas modesto, pero tampoco narcisista. ¿Qué hacer? Da valor a tus conocimientos, tu experiencia y tus aptitudes de cara al puesto de trabajo.

4. ¿Por qué quieres trabajar aquí? El salario, las vacaciones o la proximidad pueden ser algunas de las razones por las que te gustaría trabajar allí, pero mejor no des esa respuestas. Aprovecha y destaca aspectos como la cultura de la empresa, sus valores, o las posibilidades de crecimiento profesional.

5. ¿Qué es lo que más te atrae de este puesto? No hables de dinero, es mejor que destaques aspectos como el desarrollo profesional, la posibilidad de aprender, el sentirse parte de un equipo, etcétera.

6. ¿Cuáles son tus pretensiones económicas? ¡Activa todos tus sentidos! Si te formulan la pregunta, hay que responderla. Un consejo, habla en términos brutos anuales. No digas una cifra exacta, mejor calcula una horquilla, ¿cómo hacerlo? Es fácil:

  • ¿Cuál es el valor mínimo? Seguro que sabes cuál es el salario mínimo por el cual estás dispuesto a trabajar. Ahora sumándole 1.000 euros más.
  • ¿Y el máximo? Suma a la cantidad mínima 5.000 o 6.000 euros.

Recuerda, todo es negociable, pero la horquilla debe ser realista, ¿cuál es el salario habitual de ese puesto en otras empresas? 

Presta atención. Alguna de estas preguntas también te las pueden hacer en una entrevista telefónica.

En Wooorker queremos ayudarte a encontrar el trabajo de tus sueños. Descubre más consejos de cara a una entrevista de trabajo presencial. Haz clic aquí.

Patricia

El autor Patricia

Soy Patricia, experta en gamificación, employer branding y nuevas técnicas de reclutamiento. I have a dream: un día las empresas giraran alrededor de las personas y el éxito será de todos. ¡Disfruta tu visita a nuestro blog!

Déjanos una respuesta