close
Consejos empresas

Sueldo escaso. No se asegura el regreso.

“Se buscan hombres para viaje peligroso. Sueldo escaso. Frío extremo. Largos meses de completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura el regreso. Honor y reconocimiento en caso de éxito”.

Con más de 5.000 respuestas, este fue la impresionante oferta de trabajo que el explorador inglés Ernest Shackleton publicó en el Times en 1907 para poder llevar a cabo su sueño: una expedición para cruzar por primera vez a pie la Antártida en lo que él llamó la Expedición Imperial Trasantártica.

A través esta oferta, logró despertar el interés público por la expedición, y obtener nuevos canales de financiación para el proyecto.

El proceso de selección también resultó curioso. Shackleton realizó entrevistas y pruebas de selección muy adelantadas a su época. Shackleton estaba convencido de que el carácter y el temperamento eran tan importantes como la habilidad técnica. De esta manera, planteó preguntas nada convencionales a sus candidatos. Por ejemplo, al físico Reginald James le preguntó si podía cantar. En otros casos, primó la intuición de Shackleton. Se guio por el aspecto de los candidatos, tras realizarles una breve entrevista. Finalmente, seleccionó un equipo de 28 personas.

Shackleton estaba en contra de las jerarquías y los privilegios, esperaba que todos los hombres, incluidos los científicos de su expedición, asumieran su parte en las tareas del barco.

Otra curiosidad más, fue la capacidad de liderazgo de Shackleton. Ante las duras condiciones y la desmotivación que sufrían sus hombres a los pocos días de iniciar su viaje, organizó partidos de fútbol, y obras de teatro para representar por las noches, entre otras actividades, con la intención de mejorar el ánimo.

Patricia

El autor Patricia

Soy Patricia, experta en gamificación, employer branding y nuevas técnicas de reclutamiento. I have a dream: un día las empresas giraran alrededor de las personas y el éxito será de todos. ¡Disfruta tu visita a nuestro blog!

Déjanos una respuesta