close
Consejos empresas

TRABAJAR MENOS Y PRODUCIR MÁS ¿UTOPÍA O REALIDAD?

Este tema ha sido muy discutido en los últimos años y son muchos los ejemplos que se han llevado a cabo y que han demostrado su efectividad como es el caso de Suecia, dónde varias empresas e instituciones han reducido el día laboral a sólo seis horas. También en otras partes del mundo cada vez más profesionales optan por trabajar menos, pero mejor.

En Suecia se comenzó por un hospital reduciendo el tiempo de trabajo de 8 a 6 horas cobrando el mismo salario. El objetivo era demostrar las consecuencias que tiene la reducción de la jornada laboral, tanto en las personas, como en las empresas.  Los resultados fueron bastante positivos se mejoró la productividad, se redujo el ausentismo y se aumentó la salud de los empleados. A pesar de estas buenas primeras impresiones, seguía habiendo sectores que se posicionaron en contra alegando pérdida de competitividad y excesivo gasto en experimentos y estudios de este tipo. 

Por otro lado, ya en el año 1913, Hugo Münsterberg publicó un artículo sobre la relación entre las horas trabajadas y la productividad en que describe el caso de una fábrica que ha incrementado su productividad reduciendo la jornada laboral. Desde entonces, todos los estudios han mostrado el mismo resultado: trabajar muchas horas perjudica la productividad. Porque al final, las horas no son importantes. Lo único que realmente importa son los resultados. Esta es la clave de la productividad.

Está claro que cuando los empleados están felices, su compromiso y motivación aumenta, lo que les hace ser más productivos trabajando. Por tanto, no vale la ecuación: más tiempo de trabajo = mayor resultado. La clave no está en pasarse horas y horas trabajando sino en trabajar menos y obtener mejores resultados.

Es mejor trabajar al 100% durante cinco horas que al 60% durante ocho horas.

Si reduces el número de horas que trabajas, estás obligado a enfocarte mejor. Es cuando más te concentras en los resultados que deseas conseguir. Una de las claves fundamentales para que funcione es vigilar el tiempo que te distraes con las redes sociales. No estás en el ordenador para pasar el rato sino para trabajar. Establece un espacio de tiempo límite para éstas y para revisar tu correo y dedícate a trabajar sin distracciones. La clave está en dejar de medir cosas por hora, porque las horas no afectan los resultados.

Regístrate en Wooorker y súmate al reto de la atracción del talento. Crea tu propio portal de employer branding y haz que el talento llegue a ti. No importa si no estás buscando candidatos en este momento, deja que ellos se acerquen a ti.

Wooorkie

El autor Wooorkie

Déjanos una respuesta